aprende a descubrir mentiras marco antonio chile coaching personal coach personal
Blog,  Coaching

Mentiras bajo el análisis de polígrafos humanos (Parte 1)

¿Por qué aprendemos a decir mentiras?

Aprendemos a decir mentiras de pequeños para evitar las consecuencias negativas de nuestros errores y seguimos haciéndolo de adultos cuando consideramos que el beneficio supera los riesgos.

Por eso casi siempre usamos mentiras que no hacen daño y tampoco nos hacen sentir mal (“te queda bien ese peinado”, “esos zapatos te quedan divinos”, etc). Todo el mundo miente de una forma u otra. Existen multitud de estudios sobre por qué, cuándo y cómo mentimos, la mayoría promovidos por organizaciones como el FBI donde tienen que lidiar con engaños constantemente. Gracias a eso sabemos cosas tan curiosas como:

  • En una conversación de tan solo 10 minutos es probable que te mientan hasta tres veces
  • Los hombres suelen mentir más que las mujeres
  • Los extrovertidos mienten más que los introvertidos
  • Cuanto más creativa es una persona, más miente
  • El medio favorito para hacerlo es el teléfono porque el lenguaje corporal permanece oculto
  • Donde menos mentimos es por e-mail porque nos asusta que quede por escrito.
En una conversación de tan solo 10 minutos es probable que te mientan hasta tres veces
En una conversación de tan solo 10 minutos es probable que te mientan hasta tres veces

Las mentiras de descubrir mentiras

¿Crees que eres bueno detectando cuando alguien miente?

Quizás lo seas. O quizás creas que lo eres, porque en promedio solo somos capaces de descubrir una mentira en el 54% de los casos (fuente). Vamos, que tirando una moneda al aire tenemos casi la misma probabilidad de acertar.

Y es que muchas de las conductas que se supone que acompañan una mentira (evitar el contacto visual, ponerse nervioso, dilatar las pupilas, rascarse la nariz, etc) también pueden aparecer en personas honestas que simplemente son tímidas o lo pasan mal en situaciones tensas.

Y es que muchas de las conductas que se supone que acompañan una mentira (evitar el contacto visual, ponerse nervioso, dilatar las pupilas, rascarse la nariz, etc) también pueden aparecer en personas honestas que simplemente son tímidas o lo pasan mal en situaciones tensas.

Brevemente, te detallo algunos mitos que por años, siempre se consideraron válidos para detectar si alguien mentía:

MENTIR TIENE SU PROPIO LENGUAJE CORPORAL

Aunque la creencia popular es que el cuerpo envía señales cuando mentimos, no hay ningún estudio que haya podido relacionar un signo en concreto con el engaño. ¿Por qué? Porque todos nos comportamos de manera diferente al mentir, así que no te creas eso de que si alguien no te mira directamente a los ojos o se toca la cara es que te está engañando. Por cada estudio que dice que los mentirosos se rascan la nariz, existe otro que dice lo contrario.

En una investigación (1) se buscaron los gestos que aparecían o desaparecían cuando la gente mentía, pero como verás a continuación no se encontraron diferencias suficientes como para poder generalizar.

Por ejemplo, la gente que miente mira fijamente en el 67% de los casos, pero la que dice la verdad también lo hace en el 58%. No existe ningún gesto corporal que te sirva para detectar con precisión cuándo te están mintiendo.

NO

Aunque la idea extendida es que el lenguaje corporal es más importante que el verbal, eso tampoco es cierto.

El lenguaje del cuerpo puede ofrecer pistas, pero lo que se dice puede ser incluso más fiable. En un estudio de 2004 (2) un grupo de policías observó una serie de vídeos, y aquellos que buscaron incongruencias en las señales verbales (contradicciones, dudas, etc) fueron capaces de distinguir mejor las mentiras que aquellos que solo se basaron en los signos del cuerpo (dirección de la mirada, cambios de postura, etc).

Cuando dudes de si alguien te está diciendo o no la verdad, lo más fiable es encontrar incongruencias en su historia.

LA DIRECCIÓN DE LOS OJOS DA PISTA

Según la PNL (programación neurolingüística), cuando alguien mueve los ojos hacia su derecha significa que está mintiendo, mientras que si los mueve hacia la izquierda dice la verdad.

Si eso fuera cierto no haría falta investigar más y todos los mentirosos irían con gafas de sol, pero es que es falso.

En un estudio de 2012 (3) quedó demostrado que la dirección hacia la que alguien mira es independiente de la veracidad de su historia, así que cuidado con esos gurús de la PNL que te prometen poderes mágicos.

De hecho, la gente que más miente no mira hacia los lados ni desvía la mirada. Si acaso te miran más fijamente porque quieren comprobar que te estás creyendo su mentira.

EL POLÍGRAFO NUNCA FALLA

Otro mito. Por mucho que las películas y programas de televisión basura se empeñen en vendernos la fiabilidad de estos aparatos, en uno de los estudios más rigurosos (4) se estableció su porcentaje de acierto en solo el 65%. El principal problema es su cantidad de falsos positivos: es habitual que identifique como mentirosas a personas que están diciendo la verdad.

mentirosos al descubierto coaching comunicación organizacional comunicación personal
Muchas conductas que se supone que acompañan una mentira también pueden aparecer en personas honestas que simplemente son tímidas o lo pasan mal en situaciones tensas.

La realidad es que detectar mentiras es MUY dificil. El motivo es que la mayoría mezclamos mentiras con historias verdaderas, lo que nos permite añadir detalles reales que dan mayor credibilidad .

Además, cada individuo es tan único que no existe ningún signo universal de la mentira. No todos tenemos el mismo comportamiento cuando mentimos: mientras yo puedo evitar el contacto visual, quizás tú lo mantengas.

Es por este motivo que entrenándonos para detectar mentiras a través del lenguaje corporal o verbal el porcentaje de éxito alcanza como mucho el 60%, únicamente 6 puntos más que sin ningún tipo de preparación (fuente).

Este artículo tiene una segunda parte y en ella, te compartiré algunos elementos que debes considerar, para descubrir mentiras.

Aprovecho también para recordarte que Marco Antonio Chile pone a tu disposición el Coaching en Comunicación no Verbal y Detección de Mentiras. Un entrenamiento que te permitirá analizar y conocer el lenguaje y comportamiento de una persona mentirosa. 

Solicita más información de nuestro entrenamiento a través de:

WhatsApp: 099-609-4805

E-mail: machile24@marcoantoniochile.com

Referencias de investigaciones:

(1) Universidad de Michigan, EE.UU.

(2) Asociación Americana de Psicología

(3) Instituto Nacional de Medicina de los EE.UU.

(4) Revista Internacional de Ciencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco − uno =